Planes exclusivos

Ventajas de pasar las vacaciones en un camping

Para muchas personas, está claro si es preferible pasar las vacaciones en un hotel o en un camping. Por ejemplo, si buscas un camping en Costa Brava, sabes que vas a apreciar la naturaleza y la belleza del lugar en primera persona, las 24 horas del día, mientras que un hotel en la misma zona te permitirá aislarte de cualquier detalle del exterior, incluida, la naturaleza.

Muchas otras personas, no obstante, prefieren ir variando su tipo de estancia, o bien, no tienen claro qué es preferible. Como amantes de la naturaleza, hoy os queremos hablar de las ventajas que ofrece alojarse en un camping, por encima de hoteles y de cualquier otro tipo de alojamiento.

Es más económico

Una parcela, una caravana, autocaravana o, incluso, una tienda, siempre te costará un precio bastante menor que el de una habitación de hotel.

Puedes ir con tus mascotas

Por lo general, en los campings está permitido que te alojes junto con tus amigos peludos o emplumados. De este modo, no tendrás que preocuparte por dejar a alguien al cuidado de tus animales, o de haber dejado la suficiente comida en casa. Y, mucho menos, de buscarles una guardería de pago en la que pasarían toda tu estancia con personas desconocidas, así como con otros animales de los que no sabes nada.

Mayor contacto con la naturaleza

Esto te permite una mayor libertad que en los hoteles. Puedes pasear por todo el camping, disfrutar del aire puro, del color de la vegetación, del olor del mar o de las flores…

En un hotel, por el contrario, sería raro que estuvieras paseando por delante de las habitaciones del resto de hospedados.

Mayor grado de convivencia

Las personas que se alojan en un camping suelen estar más abiertos a mantener una conversación con sus vecinos. Es habitual que, al cruzarse, se den los buenos días o las buenas tardes, lo cual otorga un ambiente cálido. Mientras, en los hoteles, la sensación es más fría, y muchas personas pretenden no estar conviviendo con otras bajo el mismo techo, ni siquiera, en las zonas comunes.

Una aventura para los más pequeños

Poco hay que decir sobre los beneficios del camping para los niños: contacto con la naturaleza y con otras personas que los ayudará a ser más extravertidos, experiencias como fogatas, paseos al aire libre, excursiones…

¿Todavía te lo estás pensando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *