Planes exclusivos

Cómo organizar un encuentro de antiguos alumnos

restaurante grupos barcelona

¿Sabes qué ha sido de tus antiguos compañeros de clase? ¿De quienes eran tus mejores amigos? ¿Del chico y la chica de los que todos estaban enamorados por aquel entonces?

Si tuviste una etapa feliz en el colegio y en el instituto, es posible que te resulte una buena idea celebrar un reencuentro para reconectar con tus antiguos compañeros o, tal vez, sólo para veros una vez más en persona.

Para ello, puedes buscar un restaurante para grupos en Barcelona en el que reuniros todos y disfrutar de una comida o cena.

Organización

En primer lugar, tendrás que contactar con tus antiguos compañeros. Es posible que tengas a varios de ellos en Facebook y otras redes sociales, en cuyo caso, puedes explicarles tu idea y pedirles que te ayuden a contactar con más personas.

Planifica con antelación

No intentes hacerlo todo en una semana. Es posible que tardes un par de meses si le dedicas mucho tiempo. Piensa que es posible que creas que no vas a encontrar a un compañero determinado y que al final lo consigas; en ese caso, lo ideal sería que aún no hubieras hecho la reserva.

Busca fecha y presupuesto

¿Cuánto dinero querrán gastar tus acompañantes? Puedes crear un grupo en redes sociales en el que estéis todos para poder comentarlo. El precio acotará mucho la búsqueda del lugar y el plan que se lleve a cabo.

Por otro lado, también os tenéis que poner de acuerdo con las fechas.

Una vez haya quedado esto claro, podrás empezar a buscar en Internet “restaurante grupos Barcelona”, y a ver lo que sale. Haz una selección y da a elegir a tus invitados. Ten en cuenta, también, las alergias e intolerancias alimenticias de ellos.

Planea actividades

Puedes organizar juegos para que sea más divertido. Por ejemplo, imprime una foto en la que salgáis todos de pequeños, en una excursión escolar, por ejemplo, y veamos quién es el primero en recordar datos como nombre y apellidos de cada uno.

Una vez haya salido bien lo planeado, puedes esperar un tiempo para organizar la siguiente cita, o bien, pasar el testigo. ¡Planificar este tipo de encuentros puede resultar totalmente agotador!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *